Thursday, June 5, 2014

DETENGAMOS LA EJECUCION DE MERIAN


Merian Yehya Ibrahim enfrenta la pena de muerte decretada por las autoridades religiosas de Sudán. Esta desdichada mujer de 27 años de edad,  de madre cristiana y padre musulmán, con 8 meses de embarazo y educada en la fe cristiana, está sentenciada a morir en la horca por el delito de apostasía, no sin antes recibir 100 latigazos como castigo por un adulterio que no cometió. Antes de serle impuesta la sentencia, el tribunal le dió la oportunidad de ser indultada si abandonaba sus convicciones, a lo cual se negó de manera tajante. Merian es una presa de conciencia, condenada por sus creencias religiosas en una república árabe, donde el islam es la religión que prevalece y las violaciones a los derechos humanos son constantes. Su esposo quien también es cristiano, se encuentra desesperado y atado de manos ante este caso de intolerancia. Luego de múltiples pedidos el gobierno le permitió visitarla en la prisión donde se encuentra encadenada; con ella está su hijo de 18 meses, producto de la unión matrimonial de ambos. La organización Amnistía Internacional y grupos que luchan por los derechos humanos, han comenzado una campaña para lograr la suspensión de esta cruel sentencia y la liberación immediata de Merian, quien sigue renuénte a renunciar a las creencias cristianas en la que fue adoctrinada. El mundo entero debe sumarse a esta señal de auxilio y solidarizarse con esta valiente mujer que se mantiene firme, orándole confiada a su Padre que está en los cielos, para que le de nuevas fuerzas.

Tuesday, June 3, 2014

CAZAR EN VENEZUELA

                    

La cacería ha sido considerada fuente alimenticia en las sociedades primitivas, deporte extremo en la contemporánea y actividad antinatural por los grupos conservacionistas. En Venezuela el cazar se ha convertido en un oficio de subsistencia cotidiano, en el país bolivariano no es extraño que antes que el sol despunte, un grupo de vecinas se reunan a planificar la riesgosa aventura de salir como expedicionarias a la selva de concreto y asfalto en busca de la presa codiciada. Armadas con zapatos cómodos, gorra, ropa ligera, dinero en efectivo bien oculto, para evitar ser víctimas de un violento despojo y portando morrales contentivos de una guía con la ruta a tomar, suficiente provisión de agua potable, protector solar o paraguas según el estado del tiempo, lápiz y un cuaderno de anotaciones; las cuatro amas de casa, antes de partir, se reparten las zonas de acuerdo a los puntos cardinales y quedan de acuerdo en reunirse nuevamente para compartir las experiencias y mostrar los trofeos capturados. Al regresar, con el ocaso del sol, cada una exhibe ufana los trofeos apresados, María Emilia fue afortunada pues después de recorrer 20 sitios de abastecimiento logró “cazar” una pechuga de pollo, la cual será desmenuzada y compartida con su esposo y dos hijos. Rosa Virginia quien se dirigió hacia el sur estuvo a punto de ser agredida por una turba enfurecida que se disputaba los últimos 3 kilos de carne de molida grasienta. Ana Teresa logró 2 costillas de puerco luego de sobornar al chino del abasto, mientras que Ligia Helena estaba feliz con los huesos y las vísceras que pudo conseguir. La cacería es el nuevo denigrante oficio en pleno socialismo del siglo 21, con humor el venezolano se burla del desabastecimiento al cual es sometido cuando sale a apresar con maña un trozo de pollo, res o cerdo en los mostradores vacíos.

Wednesday, May 21, 2014

LA MESA ESTA SERVIDA


 Los invitados llegaron presurosos al palacio, siendo recibidos con bombos y platillos por los anunciantes de la nueva paz. Una vez dentro, los participantes ocuparon los puestos que el protocolo dicta en estas ceremonias. La reunión se inicia con un interminable discurso por parte del anfitrión, los árbitros escogidos por el régimen escuchan silenciosos las palabras huecas del mandatario y los convidados, por ser de piedra, siguen con la mirada el avance de los acontecimientos. A pocas cuadras de distancia del palacete de Miraflores se escucha el rugir de los colectivos motorizados del apocalipsis, así como los disparos del brazo represor de la ley. Al otro extremo del reino las redes sociales, cual valientes heraldos, anuncian el maltrato, arresto y enjuiciamiento de un grupo de estudiantes que pacíficamente pernoctaban frente a la sede de las Naciones Unidas. En una manifestación otro ciudadano es asesinado de un certero disparo a la cabeza, su cuerpo es amortajado con la bandera tricolor. La mesa está servida, el entremés huele a gas lacrimógeno, el plato fuerte sabe a polvora, la copa de vino se tiñe del color de la sangre de los nuevos libertadores. Repentinamente y sin mediar palabras, los comensales se levantan sin probar el postre servido. Sobre la mesa, las servilletas quedan arrugadas como los violados derechos humanos en Venezuela. El diálogo se suspende, un silencio  sepulcral envuelve al palacio.

Thursday, May 15, 2014

DIALOGO DE SORDOS Y MUDOS






El régimen opresor venezolano está contra las cuerdas, la población civil con sus pacíficas protestas callejeras, arrinconó al presidente Nicolás Maduro. De nada le ha valido la feróz represión al caudillo, la resistencia continúa, los desarmados guerreros estudiantiles no dan señales de cansancio y la adhesión de los sectores populares al movimiento, preocupa sobremanera a la revolución bolivariana. En una acción desesperada y en contra de sus lineamientos, Maduro llama a la oposición a un diálogo y los miembros de la Mesa de Unidad Democrática acuden al palacio cual ovejas camino al matadero. En ese terreno, nada neutral, se inicia el debate presidido por un gobernante rodeado de su séquito de aduladores latinoamericanos. La táctica del inquilino de Miraflores sirvió, cual cortina de humo, para congelar las medidas que se planeaban ejercer contra los ilicitamente enriquecidos chavistas, relegando a un segundo plano la presión que a nivel internacional ejerce la valiente luchadora María Corina Machado. La fiscalía, buscando limpiar las constantes violaciones a los derechos humanos que perjudican al gobierno ante el mundo, arma una burda farsa y ordena investigar a policias y guardias nacionales por abuso de autoridad, mientras los cabecillas de las malévolas acciones gozan de impunidad, prestigio y el reconocimiento cubano. Como era de esperarse, el llamado al diálogo se convirtió en un sórdido monólogo con la anuencia de una mesa sumisa a la cual le faltan las patas democráticas para sustentarse. Desgraciadamente esta táctica dilatoria enfría las sanciones, le da un respiro al gobierno y le sirve para lavarse las manos por los pecados cometidos contra inocentes ciudadanos. El diálogo entre sordos y mudos está estancado, la resistencia no cesa, el golpeado pueblo discute con ira al intentar vanamente conseguir el pan de cada día. 

LIBEREN A LAS NIÑAS



Sembrar el pánico entre los habitantes de Nigeria es la misión de Abukanar Shekau, lider del grupo islamista radical Boko Haram . Este despiadado asesino, a diario comete desmanes contra iglesias, escuelas, mesquitas, instituciones del Estado y de la policía. Su foco se centra de manera especial contra los que profesan el cristianismo y los que imparten y reciben educación occidental. Recientemente el grupo armado secuestró de manera violenta a más de 200 niñas  que estudiaban internas en una escuela en el estado de Borno. En un borroso video Shekau afirmó, de manera sarcástica, que en el nombre de Alá venderá en el mercado a las inocentes, que él piensa casarse con una de 12 y otra de 9 años y que aquellas que no obedezcan la orden de renunciar a la educación occidental y convertirse al islam, serán consideradas infieles y por lo tanto degolladas sin misericordia. La comunidad internacional está estremecida ante este nuevo caso de asqueante fanatismo religioso, protestas, declaraciones de organismos internacionales, campaña global en las redes sociales y la oferta de algunos paises para ayudar a conseguir la liberación de las victimas, son algunas de las acciones que se adelantan. En un nuevo video aparecen las niñas forzadas a convertirse al islam, recitando un capítulo del Corán y en él un lugarteniente del grupo terrorista pone como condición para devolver a las secuestradas, el canje por los militantes extremistas que se encuentran encarcelados. Ante este repugnante crimen el mundo exige que devuelan las niñas y en el nombre del Dios todopoderoso, ruega por paz para esas criaturas y consuelo para sus familiares.

Wednesday, May 7, 2014

SOS VENEZUELA

 
El país se hunde inexorablemente, Venezuela navega a la deriva, la brújula orientadora del bienestar supremo apunta hacia la isla de Cuba y en el mar de la felicidad que separa a ambas naciones, encallan las oscuras ordenes impartidas por los hermanos Castro. Pobre país rico, lleno de lastre, corrompido, inseguro, desabastecido, con la inflación más alta del mundo y con los derechos humanos violados constantemente ante la mirada indiferente del hemisfério. Demasiados son los males que aquejan al socialismo del siglo 21 y pocos son los botes y chalecos salvavidas para mantener a flote la revolución bolivariana. La desorientada nave hace aguas, las olas embravecidas embisten con furia la torre de mando, es inútil achicarla, el desesperado capitán temiendo morir ahogado manda a reprimir con saña a los valientes opositores. Ante la caótica situación los intrépidos estudiantes combaten a brazo partido en las barricadas, no dan un paso atrás, no temen que su sangre corra por la cubierta y se cuele hasta las vacías bodegas. A los decididos jóvenes se suman progresivamente el resto de los pasajeros, abordan sin miedo el buque y toman posiciones estratégicas para defender la libertad. El timonel, con el agua al cuello, intenta navegar hacia aguas profundas, buscando un puerto seguro donde recalar. El boquete abierto en la proa revienta con estrépito la escotilla, el casco se abre por un costado, la embarcación cruje y se inclina peligrosamente hacia estribor, el naufragio es inevitable, las ratas serán las primeras en abandonar el barco. Dios salve las almas de los mártires y la de los audaces sobrevivientes de esta horrenda pesadilla.

LOS MOTORIZADOS DEL APOCALIPSIS



El sonido de las ollas y sartenes golpeados con energía desde los balcones anuncian que la protesta pacífica comenzó. A este toque de diana van sumándose progresivamente el resto de las amas de casa que habitan en la comunidad. Los estudiantes, preparados para defender con honores las tesis de pregrado, alistan cuidadosamente sus nuevos útiles escolares, un escudo protector hecho de una tapa de metal oxidado, un frasco contentivo de vinagre para prevenir las lágrimas, un pañuelo tricolor y guantes para devolver miles de bombas lacrimógenas manufacturadas en Brasil. Todo está preparado para reclamar con brío la libertad secuestrada y denunciar sin miedo la galopante opresión en Venezuela. Al cacerolazo se une de repente el rugido de motocicletas, la barriada conoce ese aterrorizante ruido, la gente sabe que se aproximan, cual jinetes del apocalipsis, los pandilleros asalariados del régimen, criminales organizados, delincuentes ponderados por la revolución. Amparados por la guardia nacional, estas bandas paramilitares irrumpen en la escena sembrando muerte, disparan a diestra siniestra, los tiros van directo a la cabeza de los manifestantes. El pillaje empezó, queman, roban, golpean, violan, tienen patente de corso, son intocables pues gozan de la malévola impunidad gubernamental. La resistencia no claúdica, desde las precarias barricadas el bravo pueblo resiste, no teme morir pues defiende valerosamente sus derechos cercenados por un tambaleante régimen.